QUIÉNES SOMOS

Alma Migrante, A. C. es una asociación civil sin fines de lucro con sede en Tijuana, Baja California

Compartimos con nuestra comunidad de personas defensoras de derechos humanos nuestra experiencia en defensa legal para garantizar el acceso a la justicia de las PCMH frente al abuso de poder de autoridades nacionales en nuestra región.

Nos dedicamos a diseñar e implementar estrategias en comunidad y a promover y defender la labor de sus integrantes.

ACCESO A LA JUSTICIA

Nuestra especialidad

Es el derecho que tiene la persona que ha sufrido una violación a sus derechos humanos de acudir ante instituciones jurisdiccionales y no jurisdiccionales, nacionales e internacionales para que mediante su intervención se restablezca el respeto a los derechos afectados.

PERSONAS EN CONTEXTO DE MOVILIDAD HUMANA (PCMH)

Nuestros beneficiarios últimos

 Son todas las personas que se encuentran en una situación que les obliga a moverse de su lugar de residencia.

Solicitantes de asilo o protección complementaria

Quienes huyen de otros países y buscan en México protección ya sea de persecución con motivo de alguna característica que les es intrínseca, como es su nacionalidad, su grupo social, sus creencias religiosas o políticas, o bien su identidad de género, entre otras.

Migrantes económicos

Quienes buscan mejores oportunidades en un lugar distinto de su residencia con la finalidad de lograr la subsistencia de sus familias en su lugar de origen.

Personas deportadas

Mexicanos que han sido deportados de otros países a territorio nacional, principalmente desde Estados Unidos de América.

Víctimas de Desplazamiento Interno Forzado

Quienes huyen desde algún lugar del territorio nacional hacia otro u otros diversos lugares dentro de nuestro país, para guarecerse de inminentes peligros a su vida o integridad física o de sus familias.

PERSONAS DEFENSORAS DE LOS DERECHOS HUMANOS DE LAS PCMH

Nuestros beneficiarios directos

En la región de Baja California se ha forjado desde hace más de tres décadas una comunidad multicultural de personas que residen en los municipios del estado y que se dedican al acompañamiento y defensa de los derechos humanos de las personas en contexto de movilidad humana que llegan a Baja California.

Algunas de ellas realizan esta labor afiliadas a organizaciones de la sociedad civil, como parte de su equipo o como sus líderes; otras trabajan por las personas en contexto de movilidad humana en forma independiente. Todas ellas son nuestras beneficiarias directas, pues tienen lo más importante para ser defensoras de derechos humanos: el amor por el prójimo y la pasión por defender a otro ser humano.

HISTORIA

Tijuana se construyó a partir de la migración y ha compartido durante mucho tiempo valores de acogida y multiculturalidades, lo que explica su fuerte identidad binacional. Es una tierra de origen, de tránsito y de recepción.

Alma Migrante A.C. surgió en junio del 2017 después de que su fundadora, la abogada Graciela Zamudio Campos, terminara su gestión como Coordinadora de la Oficina Regional de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, con sede en Tijuana. Durante su tiempo como servidora pública conoció a Xally Guadalupe Uribe Núñez, cuando ambas eran voluntarias del albergue para personas migrantes más antiguo en la ciudad. El esfuerzo que juntas pusieron en marcha dio lugar a la labor de la organización.

También en el tiempo que estuvo en esa posición, conoció a la comunidad regional de personas defensoras de los derechos humanos de las PCMH, su labor y el desbalance existente entre sus acciones y el abuso de poder de autoridades nacionales ante la ausencia de estrategias de acceso a la justicia para proteger los derechos de sus defendidos desde el contexto regional.

Los defensores de los derechos humanos de Tijuana y Mexicali se enfrentan a diferentes retos, como la falta de reconocimiento de la importancia del conocimiento y experiencia que obtienen mediante su trabajo y la mayoría de ellos se encuentran haciendo el trabajo de promoción y defensa de los derechos humanos de las PCMH sin compensación económica.

El trabajo sin fines de lucro se considera a menudo como trabajo gratuito, lo que constituye un gran obstáculo para el crecimiento de su labor y la de sus organizaciones.

Además, la muy limitada disponibilidad de servicios jurídicos pone sus acciones en una situación de vulnerabilidad acumulada.

Alma Migrante apostó por superar estos problemas prestandoles asistencia jurídica para que puedan luchar por los derechos humanos de las personas migrantes y alcanzar el acceso a la justicia. 

RESULTADOS

Durante poco más de dos años de trabajo en Baja California, hemos entregado más de una decena de talleres a la comunidad local de personas defensoras de los derechos humanos de las PCMH.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial